Pequeños valientes de Huayucachi

Escrito por: Angely Calle O.

Dos pequeños gladiadores rojos acompañados de su padre


Chinchilpos y Gamonales, rivales por tradición, son los protagonistas de la fiesta en honor al “Tayta Niño”, quienes cada año se enfrentan en un duelo llamado “zumbanacuy” con látigo en mano, durante 20 minutos. El Chinchilpo representa al campesino y es vestido de color rojo, de ser él el ganador, significará la obtención de una buena cosecha; de lo contrario, un triunfo del que representa a una clase que explota y maltrata al campesino, el gladiador con vestimenta celeste, el Gamonal, significará un presagio de sequía y heladas. Huayucachi se llena de espectadores, cada uno tiene su bando, el estadio es el punto de encuentro, un partido de fútbol y luego la pelea, que más allá de querer un triunfo por el bienestar de sus tierras, se enfrentan por honor, valentía y tradición.

Sergio tiene tan solo 10 años, está vestido de color rojo, y está a punto de enfrentarse a otro niño de su edad. “Verás que gano”, me dice mientras sonríe, se coloca la máscara y entre saltos se aleja para su primer año de enfrentamiento.

Compartir Artículo